Desde el 25 de febrero hasta este mismo domingo, los embalses de Córdoba han recogido un total de 1.000 hectómetros cúbicos de agua en un temporal de lluvia casi de récord. Tanto ha llovido que entre febrero y abril la provincia ha pasado de una profunda sequía a las inundaciones. Muchos agricultores tienen dificultades para acceder a sus parcelas, donde hay cultivos que necesitan ser tratados. La cantidad de agua que acumula el terreno hace imposible la entrada de maquinaria.

Actualmente, la reserva de agua en la provincia de Córdoba se aproxima a los 2.000 hectómetros cúbicos. En mes y medio ha llegado la mitad. Esa es la misma cantidad que se bebe una comunidad autónoma como Madrid en dos años. Madrid necesita una media de 530 hectómetros cúbicos de agua al año para el consumo de sus vecinos, el uso agrícola y hasta el industrial.

Córdoba es una de las provincias con una mejor infraestructura hidráulica de toda España. De hecho, en la provincia hay pantanos suficientes para retener 3.411 hectómetros cúbicos de agua, casi cuatro veces más que toda el agua que se puede guardar en los embalses de Sevilla y casi tres veces más que la capacidad de la provincia de Jaén. Por eso es tan importante el nivel de sus embalses para toda la cuenca del Guadalquivir.

A día de hoy, los embalses de Córdoba están a más del 58% de su capacidad. Ahora mismo, este nivel ya es superior al que tenían el año pasado, aunque sigue siendo inferior a la media de la misma semana de la última década, que siempre ha estado por encima del 70%.

La capacidad de retener agua en los embalses de Córdoba es tan enorme que incluso con que haya llovido cinco veces más que la media de un mes de marzo y haya habido hasta crecidas en todos sus ríos y arroyos no se ha llenado ninguno de sus grandes pantanos. De hecho, Córdoba tiene dos embalses gigantescos: Iznájar y La Breña II.

Iznájar es el embalse que más agua está recibiendo en los últimos días, y está previsto que siga subiendo gracias al deshielo de Sierra Nevada. De hecho, solo en Iznájar hay ya más de 500 hectómetros cúbicos de agua (tiene una capacidad de 900). Es decir, el 25% de toda el agua embalsada en la provincia de Córdoba. Su nivel está ahora mismo, por tanto, al 51,21%. La última semana recibió un total de 13 hectómetros cúbicos.

La Breña II es el segundo gran embalse de la provincia y curiosamente presenta un nivel bastante bajo. Las intensas lluvias no han sido suficiente como para que le entrase mucha agua a este gran pantano. La Breña II recibe agua del río Guadiato, uno de los más regulados. Aguas arriba de La Breña II está Puente Nuevo y más arriba aún Sierra Boyera. Solo Sierra Boyera supera el 100% de su capacidad. Puente Nuevo está al 57% y La Breña II al 36%. Entre estos tres embalses retienen un total de 490 hectómetros cúbicos. Es decir, otro 25% del total de la provincia.

La provincia de Córdoba tiene otro pantano de tamaño medio, con gran capacidad de reserva: Bembézar. El embalse que retiene agua del río del mismo nombre está al 85% de su capacidad, con un total de 290 hectómetros cúbicos de agua en su interior. El siguiente en capacidad y casi tamaño es el Yeguas, que también tiene un nivel alto: está al 79% de su capacidad con más de 180 hectómetros cúbicos de agua en su interior.

La ciudad de Córdoba bebe de dos pantanos que son los que suministran los depósitos de Emacsa: el Guadalmellato y San Rafael de Navallana. El Guadalmellato a su vez surte un canal de riego a una zona especialmente rica para la agricultura: el Valle del Guadalquivir. En estos dos embalses hay agua suficiente para garantizar el suministro en Córdoba capital durante los próximos tres años. El Guadalmellato está prácticamente lleno, reteniendo un total de 143 hectómetros cúbicos de agua. San Rafael de Navallana ya está por encima del 62% y retiene casi 100 hectómetros cúbicos.

A día de hoy, la situación en la cuenca del Guadalquivir vuelve a la normalidad. Los embalses tienen agua suficiente como para garantizar los riegos extraordinarios de este verano y para suministrar a las ciudades, municipios e industrias. Además, hay capacidad aún para aguantar la llegada de un nuevo tren de borrascas.


Fuente Original: Cordopolis

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.